Saltar al contenido

30 Oraciones para Año Nuevo: Agradecimientos y Bendiciones

oraciones transformadoras de Año Nuevo

Cuando contemplamos el comienzo de un nuevo año , es común comenzar a pensar en las resoluciones que tenemos para nosotros mismos y lo que nos gustaría perseguir gracias a esta «borrón y cuenta nueva». Podemos elegir dónde establecer nuestras metas de cuántos vasos de agua queremos beber cada día, con qué frecuencia nos gustaría hacer ejercicio y la cantidad de libros que queremos leer antes del próximo enero. Sin embargo, como todos sabemos, gran parte de la vida no está bajo nuestro control, que es donde entra la fe . ¡Y tenemos 30 de las oraciones de Año Nuevo más motivadoras para ayudarlo a reenfocar su fe y confianza en Dios al entrar en 2023!

Muchas personas escriben resoluciones de Año Nuevo . Otra conmemoración popular del cambio de calendario consiste en elegir una palabra específica en la que centrarse durante los próximos doce meses (como «abundancia», «hospitalidad», » coraje «, etc.). Normalmente, estas resoluciones y palabras giran en torno a tomar mejores decisiones y tener un propósito con la forma en que pasamos nuestro tiempo. Sin embargo, no siempre es fácil mantener nuestro impulso cuando la vida se vuelve caótica e interrumpe nuestros planes cuidadosamente seleccionados. Entonces, ¿Cuál es la respuesta? Oración.

La oración frecuente ya es una resolución significativa e impactante de Año Nuevo en sí misma (1 Tesalonicenses 5:17 nos instruye a «orar sin cesar», después de todo). La oración nos acerca a Dios y nos obliga a sentirnos cómodos confiando plenamente en Él y no tener el control de nosotros mismos, sino tener paz en Su omnipotencia. Este hábito espiritual intencional también es transformador por su propia naturaleza . En el libro Liturgia de lo Ordinario , Tish Harrison Warren escribe: «El tipo de vida espiritual y las disciplinas necesarias para sostener el cristianismo vida son tranquilas, repetitivas y ordinarias. A menudo quiero saltarme las cosas aburridas y cotidianas para llegar a la emoción de una fe vanguardista. Pero es en la cotidianidad de la fe cristiana —hacer la cama, lavar los platos, orar por nuestros enemigos, leer la Biblia , la tranquilidad, lo pequeño— donde la transformación de Dios echa raíces y crece”.

La oración brinda momentos para apreciar nuestras bendiciones , así como para considerar nuestras aspiraciones . Nuestro tiempo en oración también nos anima a reflexionar sobre dónde hemos sido inmorales y equivocados, sentir la gracia y la misericordia de Dios y pedir Su guía en cada paso de nuestros días/vidas. ¿Y qué mejor que priorizar esta práctica consciente al comenzar el nuevo año? ¡Estas 30 oraciones de Año Nuevo seguramente lo inspirarán y ayudarán a hacer crecer su fe en 2023!

30 oraciones de año nuevo

1. «Querido Dios, gracias porque haces nuevas todas las cosas. Gracias por todo lo que has permitido en nuestras vidas este último año, lo bueno junto con las cosas difíciles, que nos han recordado cuánto te necesitamos y confiamos en ti». en tu presencia llenándonos todos los días. Oramos para que tu Espíritu nos guíe en cada paso de este nuevo año. Te pedimos que guíes nuestras decisiones y hagas que nuestros corazones te deseen profundamente por encima de todo. Te pedimos que abras las puertas que necesitan ser abiertas y cierran las que necesitan ser bien cerradas. Te pedimos que nos ayudes a liberarnos de las cosas a las que has dicho ‘no’, ‘todavía no’ o ‘espera’. Pedimos ayuda para perseguirte primero, por encima de cada sueño y deseo que has puesto en nuestros corazones». â€”Debbie McDaniel

2. «Señor, gracias por las personas que divinamente has puesto en mi vida que hablan la santa verdad, el amor y las palabras de sabiduría. Dame un corazón de discernimiento para saber cuándo estás usando a alguien para hablar instrucción en mi corazón y mis circunstancias. , y dame la fuerza y ​​el coraje para seguir adelante con ese consejo, incluso cuando es difícil. Lléname de paz al saber que incluso si tomo un camino equivocado, Tu propósito prevalecerá. En el Nombre de Jesús, Amén». â€” Tracie Millas

3. «Sopla en mí, oh Espíritu Santo, para que todos mis pensamientos sean santos. Actúa en mí, oh Espíritu Santo, para que también mi obra sea santa. Atrae mi corazón, oh Espíritu Santo, para que ame sólo lo que es santo. Fortaléceme, oh Espíritu Santo, para defender todo lo que es santo. Guárdame, entonces, oh Espíritu Santo, para que siempre sea santo. Amén. â€” San Agustín de Hipona

4. «Señor, ayúdame a no apoyarme en mi propio entendimiento, sino que en todo te reconozca para que puedas dirigir mis palabras, pensamientos y acciones. En el Nombre de Jesús, Amén». â€” Sharon Glasgow

5. «He aquí, Señor, un vaso vacío que hay que llenar. Señor mío, llénalo. Soy débil en la fe; fortaléceme. Soy frío en el amor; caliéntame y hazme ferviente, para que mi amor vaya a mi prójimo. No tengo una fe fuerte y firme; a veces dudo y no puedo confiar en ti del todo. Oh Señor, ayúdame. Fortalece mi fe y la confianza en ti. En ti he sellado el tesoro de todo. yo tengo, yo soy pobre, tú eres rico y viniste a ser misericordioso con los pobres, yo soy un pecador, tú eres recto, conmigo abunda el pecado, en ti está la plenitud de la justicia, por eso permaneceré. contigo, de quien puedo recibir, mas a quien no puedo dar. Amén. â€” Martín Lutero

6. «Hoy es un nuevo día, una oportunidad para un nuevo comienzo. El ayer se fue y con él cualquier arrepentimiento, error o fracaso que haya experimentado. Es un buen día para alegrarme y dar gracias, y lo hago, Señor. Gracias por hoy, una nueva oportunidad para amar, dar y ser todo lo que tú quieres que yo sea». â€” Rebecca Barlow Jordán

7. «Padre, te anhelo más que el oro o la plata. Ninguna otra cosa podría jamás satisfacer mi alma. Reorienta mis afectos hacia Ti y hacia lo que Tú eliges proveer. Que mi cercanía a Dios sea mi Bien Principal. Muéstrame la belleza de Tu santidad para que al adorar Tu hermosura, te exalte. Capacítame para disfrutarte para que el universo se maraville con asombro de lo pleno que eres. Silencia todo el clamor de los falsos amantes del alma que buscan mi atención. adorarte con todo lo que soy, con adoración indivisa. Dame un corazón para Ti. Un anhelo constante por Ti. Incita dentro de mí una profunda pasión por Ti». â€”Bob Kelleman

8. «Cuando el mal oscurezca nuestro mundo, danos luz. Cuando la desesperación entumezca nuestras almas, danos esperanza. Cuando tropecemos y caigamos, levántanos. Cuando las dudas nos asalten, danos fe. Cuando nada parezca seguro, danos confianza. . Cuando los ideales se desvanezcan, danos visión. Cuando perdamos el rumbo, ¡sé nuestro guía! Para que encontremos serenidad en Tu presencia, y propósito al hacer Tu voluntad». â€” John D. Rayner

9. «Oh Padre celestial, en quien vivimos, nos movemos y existimos: humildemente te rogamos que nos guíes y gobiernes por tu Espíritu Santo, que en todos los cuidados y ocupaciones de nuestra vida no te olvidemos, sino Recuerda que siempre andamos delante de ti, por Jesucristo nuestro Señor. Amén. â€” El Libro de Oración Común

10. “Ya no soy mío, sino tuyo.
Ponme a lo que quieras, ponme con quien quieras.
Ponme a hacer, ponme a sufrir
. ,
Alabado por ti o criticado por ti.
Déjame estar lleno, déjame estar vacío.
Déjame tener todas las cosas, déjame tener nada.
Libre y completamente entrego todas las cosas a tu gloria y servicio.
Y ahora, oh maravilloso y santo Dios,
Creador, Redentor y Sustentador,
tú eres mío y yo soy tuyo.
Así sea.
Y el pacto que hice en la tierra,
hágase también en los cielos. Amén». â€” Juan Wesley

11. «Señor, hazme un instrumento de tu paz.
Donde haya odio, déjame sembrar amor,
Donde haya injuria, perdón,
Donde haya duda, fe,
Donde haya desesperación, esperanza,
Donde haya tinieblas, luz,
Donde hay tristeza, alegría,
oh Divino Maestro, concédeme que no
busque tanto ser consolado cuanto consolar,
no tanto ser comprendido cuanto comprender,
no tanto ser amado cuanto amar,
porque es en el dar recibimos,
es en el perdón que somos perdonados,
es en el morir que despertamos a la vida eterna”. â€” San Francisco de Asís

Danos el valor de hacer tu voluntad. Danos la devoción de amar tu voluntad. En el nombre y espíritu de Jesús, oramos. Amén.» -Martín Luther King Jr.

13. «Dios todopoderoso, Padre nuestro celestial:
Hemos pecado contra ti,
por nuestra propia culpa,
en pensamiento y palabra y obra,
y en lo que hemos dejado de hacer.
Por amor de tu Hijo nuestro Señor Jesucristo,
perdónanos nosotros todas nuestras ofensas,
y concédenos que te
sirvamos en novedad de vida,
para la gloria de tu Nombre. Amén Â«. – El Libro de Oración Común

14. «Tú, mi Señor, eres el Dios eterno, el Creador de los confines de la tierra. No te cansarás ni te fatigarás, y tu entendimiento nadie podrá sondearlo. Tú das fuerza al cansado y aumentas el poder de los débiles. Aun los jóvenes se cansan y se fatigan, y los jóvenes tropiezan y caen; pero cuando espero en ti, oh Señor, mis fuerzas se renovarán. Remontaré mis alas como las águilas; correré y no me cansaré, yo caminará y no se fatigará (Isaías 40:28–31)”. â€”Beth Moore

15. «Señor, estoy aquí hoy con las manos abiertas y el corazón abierto, listo para depender de ti para que me ayudes durante el día y todo lo que traerá en mi camino. Ayúdame a ser como Nehemías, ayúdame a acudir a ti para que me guíes. , fuerza, provisión y protección. Mientras enfrento decisiones difíciles y situaciones difíciles, ayúdame a recordar mi amado, ayúdame a recordar que soy tu hijo y tu representante ante el mundo que me rodea. Ayúdame a vivir hoy de una manera que honre a Tu santo nombre. En el Nombre de Jesús, Amén”. â€” Carlos Stanley

16. «Creo
que entro en un glorioso año nuevo
para estar lleno de oración y alabanza.
Con servicio a Dios y a la humanidad,
con actividad creativa inspirada.
Creo
que la presencia de Dios me acompaña a
dondequiera que vaya este año, en
tren o en Ires o carro o bote, A
pie lento o en el aire
Creo que Su
amor está brillando en mi cuerpo,
Su sabiduría guía mi mente,
Su paz me llena de aplomo,
Su fuerza está siempre a mi llamada. Que este es el año nuevo de Dios». â€”Elizabeth Searle Cordero

17. «Mi Señor Dios, no tengo idea de adónde voy. No veo el camino delante de mí. No puedo saber con certeza dónde terminará. Tampoco me conozco realmente a mí mismo, y el hecho de que creo que Estoy siguiendo Tu voluntad no significa que realmente lo esté haciendo. Pero creo que el deseo de complacerte de hecho te complace. Y espero tener ese deseo en todo lo que estoy haciendo. Espero que nunca lo haré. nada aparte de ese deseo. Y sé que, si hago esto, me llevarás por el camino correcto, aunque yo no sepa nada al respecto. Por lo tanto, siempre confiaré en Ti aunque parezca estar perdido y en la sombra. de la muerte, no temeré, porque siempre estarás conmigo, y nunca me dejarás solo para enfrentar mis peligros». â€”Tomás Merton

18. «Padre Dios, te pido que me guíes cuando estoy cegado por caminos que no he conocido, por caminos desconocidos, por favor guíame; Señor, convierte las tinieblas en luz delante de mí y suaviza los lugares ásperos. Ruego estas son las cosas que harás, sé que no me desampararás (Isaías 42:16).” â€”Beth Moore

19. «Ayúdame a perdonarme a mí mismo». â€” Lisa Whittle

20. «Dios todopoderoso, que nos has creado a tu imagen:
concédenos la gracia para luchar sin temor contra el mal y para
no hacer las paces con la opresión; y, para que podamos usar con reverencia
nuestra libertad, ayúdanos a emplearla en el mantenimiento de la
justicia en nuestras comunidades y entre las naciones, para
gloria de tu santo Nombre, por Jesucristo nuestro Señor, que
vive y reina contigo y el Espíritu Santo, un solo Dios,
ahora y por siempre. Amén Â«. — The Book of Common Oración

También lea sobre:

21. «Brilla a través de mí y sé tan en mí que cada alma con la que entre en contacto pueda sentir tu presencia en mi alma. Que miren hacia arriba y ya no me vean a mí sino solo a Jesús. Quédate conmigo y entonces comenzaré a brillar». así como resplandecéis, así resplandecáis como para ser luz para los demás». â€” Madre Teresa

22. «Mientras amanece en un nuevo año, demos gracias por todo lo que apreciamos: nuestra salud, nuestra familia y nuestros amigos. Liberemos nuestros rencores, nuestra ira y nuestros dolores, porque estos no son más que cadenas que atan . Vivamos cada día de la manera más amorosa, la manera consciente de Dios. Sirvamos a todos los que están en necesidad, sin importar raza, color o credo. Mantengamos a Dios de nuestro propio entendimiento en nuestros corazones y cantemos la oración de Dios. nombre cada día. Llevemos al mundo de la oscuridad a la luz, de la falsedad a la verdad y del mal al bien. Recordemos que todos somos uno, abrazando a todos, sin discriminar a nadie. Que tu año esté lleno de paz, prosperidad y amor. Que las bendiciones de Dios se derramen sobre ustedes y otorguen a cada uno de ustedes un año nuevo brillante, saludable y pacífico». â€”Rev. Marcy Sheremetta

23. «Querido Señor Dios, despiértanos, para que estemos listos cuando venga tu amado Hijo, para que podamos recibirlo con alegría y servirte con corazones puros; por Jesucristo nuestro Señor. Amén». â€” Martín Lutero

24. «Gobierna todo con tu sabiduría, oh Señor, para que mi alma esté siempre sirviéndote como tú quieres y no como yo quiero. Déjame morir a mí mismo para poder servirte; déjame vivir para ti que son la vida misma. Amén». â€” Santa Teresa de Ávila

25. «Padre, me abandono en tus manos. Haz conmigo lo que quieras. Todo lo que puedas hacer, te doy gracias . Estoy dispuesto a todo, acepto todo. Que se haga en mí sólo tu voluntad, y en todos tus criaturas. En tus manos encomiendo mi espíritu. Te lo ofrezco con todo el amor que hay en mi corazón. Porque te amo , Señor, y por eso quiero darme, entregarme en tus manos, sin reservas y con confianza ilimitada , porque tú eres mi Padre. Amén». â€” Carlos de Foucauld

26. «Ayúdame a levantar la mirada». â€”Sharon Hodde Miller

27. «Dios, concédeme la serenidad
para aceptar las cosas que no puedo cambiar,
el coraje para cambiar las cosas que puedo
y la sabiduría para reconocer la diferencia.
Viviendo un día a la vez,
disfrutando un momento a la vez,
aceptando las dificultades . como un camino hacia la paz;
tomando, como lo hizo Jesús,
este mundo pecaminoso tal como es,
no como yo lo quiero;
confiando en que Tú arreglarás todas las cosas
si me rindo a Tu voluntad;
para que pueda ser razonablemente feliz en este vida
y supremamente feliz contigo para siempre en la próxima.
Amén». â€”Reinhold Niebuhr

28. «Llévanos, oh Dios, de la vista de las cosas bellas del mundo
al pensamiento de ti su Creador;
y concédenos que deleitándonos en las cosas bellas de tu creación,
podamos deleitarnos en ti, el primer autor de la belleza
y el Señor soberano de todas tus obras, bendito por los siglos de los siglos». â€” San Agustín de Hipona

29. «Padre Celestial,
a medianoche,
cuando el año viejo muere,
y el nuevo llega saltando,
me fortalece saber
que en los próximos doce meses
las nieves se irán,
los brotes estallarán,
el calor subirá,
las hojas volarán,
Que todas estas cosas sucederán
de acuerdo a Tu horario
Y en Tu tiempo;
Que hay orden en Tu universo,
Y que yo soy parte de él.” â€” Van Varner

30. «Padre nuestro que estás en los cielos,
santificado sea tu nombre,
venga tu reino,
hágase tu voluntad, así
en la tierra como en el cielo.
Danos hoy nuestro pan de cada día
y perdónanos nuestras deudas y nosotros perdonamos a
nuestros deudores ,
y no nos dejes caer en tentación,
mas líbranos del mal,
porque tuyo es el reino y el poder
y la gloria, por todos los siglos. Amén.” â€” Mateo 6:9-13